1.3.11

Tras el intento de golpe de estado

que tuvo lugar en Kinshasa el pasado domingo, los que vivimos aquí estamos extremando la precaución. Los incidentes, con al menos siete muertos, tuvieron lugar en el barrio de La Gombe, donde vivo, y donde se alojan casi todos los expatriados. Ahora el barrio está tranquilo, pero habrá que tomar una serie de medidas por si la situación empeora. Mañana tendremos que aprovisionarnos con agua y latas de comida. La relativa tranquilidad de la que veníamos disfrutando hasta ahora, se ha esfumado.

5 comentarios:

Ricardo dijo...

Hasta lo que yo sé en Europa apenas ha tenido repercusión esta noticia. Algo que va en el mismo tono de indiferencia respecto a lo que sucede en África.

Ojalá vaya todo bien.

Suerte y saludos.

Conchín Fernández dijo...

Sí, no se ha dicho nada. Sólo la BBC, pero creo que ningún periódico español, ni televisión ha informado. De todos modos, la situación está más tranquila. Hubo disparos el domingo que se oyeron en buena parte del centro de Kinshasa, pero la ciudad ya ha retomado su pulso normal. Ahora todo el mundo tiene el pensamiento en el Día de la Mujer, que es el próximo martes, y que aquí se celebra por todo lo alto. Esta tarde el mercado estaba abarrotado con señoras comprando telas para hacerse el vestido típico de ese día. (Yo también me lo he comprado, jeje).

URBANPRESS dijo...

Derrocar al gobierno establecido es en la R.D. Congo un anhelo de miles de ciudadanos. Un sueño sin cumplir de muchos opositores y una obligación ética para quien piense que el mal reparto de la riqueza ocasiona la desigualdad y la injusticia del planeta. Sin embargo, en Kinshasa, en muchas ocasiones se escuchas misiles tierra-tierra, disparos de antiéreos, el rugir de armamento pesado y los silbidos de los machetes y las lanzas. La guerra oficial terminó hace años y la firma de la paz fue una representación más del teatro del mundo. Ahora, lo que sucede nos importa a unos pocos... Animo Cochín. Todo puede cambiar. Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola Conchín, he entrado en tu blog por curiosidad, se me hacía raro no verte en las noticias y te he buscado para saber que era de tí. M entristece saber que estés tan lejos pero al mismo tiempo me conmueve y me llena de stisfacción saber que aún hay personas como tú que stán dispuestas a sacrificar todo lo que tienen y todas las comodidades de nuestro mundo para llevar la solidaridad y la ayuda allí a donde más lo necesitan. No nos conocemos, excepto a través de la pantalla pero he de decir que soy un gran admirador tuyo y ahora mucho más. Incluso mi mujer te tiene celos pués yo ponía las noticias sólo para verte presentar el tiempo y le decía: Quiero ver a Conchín Fernández presentando el tiempo. Ahora sé que no sólo eres una presentadora del tiempo en las noticias, y no sólo eso simo que eres la clase de persona que deberíamos ser todos. Dejar de mirar nuestro ombligo y darnos cuenta que hay personas que realmente lo están pasando muy mal. De verdad espero que t vaya muy bien por allí, que seas cápaz de hacer todo lo que t propongas en un país tan lleno de dificultades como deber el Congo y desde luego, que tengas mucho cuidado, ya que debo suponer que es una zona muy peligrosa.

Mucha mucha suerte y un enorme saludo desde Tenerife, Islas Canarias donde (casi) siempre hace sol. Jejeje.

Carlos

Santiago Tazón dijo...

Un saludo Conchin.
Descubro tu blog tras habernos conocido el otro día en Kinshasa (en el restaurante del Memling).
Yo sigo en Africa pero ya no en la RDC.
Kinshasa me pareció una ciudad dura pero me resultó muy interesante, yo apuesto por la RDC y pienso volver por allí al menos una vez al año, aunque seguro que en mi próximo viaje incluyo Lubumbashi.
Un abrazo.